Tuesday, December 4, 2012

El diario de una Prostituta que NO es prostituta

Catipulo 3:  "Una PENITENCIA.....peor que el PECADO?"


"Casi siempre, cuando el ser humano piensa que esta en pecado, recurre a un guía espiritual que por lo regular, nos impone una penitencia, como un castigo que debemos cumplir para "limpiar nuestros pecados".  Sin embargo, algunos religiosos utilizan su posición, para cometer pecados incluso peores a los que  cometemos los feligreses.  En ocasiones estas penitencias, pueden llegar a conversirse en una tortura, en otras, no son mas que un escalón, a la libertad..... o a la eclavitud"


Luego de esta tarde en el motel, despues de marcar las sabanas blancas de aquella cama, y la vida de Juan Carlos para siempre, El Reverendo le informó a Juan Carlos, que lo que había sucedido ese día, sería un secreto entre ellos dos y "DIOS", que eso que pasó, formaba parte de su "penitencia" para borrar sus pecados, para ser perdonado por "DIOS", pero que esos malos pensamientos y malas acciones, no se borrarían con una sola sesión de penitencia.  Juan Carlos, devería venir con el Reverendo, cada martes a la misma hora a sus sesiones de "penitencia" hasta que "DIOS" le dejara saber al Reverendo que los pecados de Juan Carlos, estaban perdonados.  También le dijo que en cada sesión devía vestir como mujer, y que era necesario que rasurara todo su cuerpo, especialmente sus axilas, puernas y areas intimas tanto traseras como delanteras, que eso lo haría mas puro ante los ojos de "DIOS" y que de ahora en adelante, ya no se llamaríamas Juan Carlos, Que su nombre, tan pronto abordara el auto del pastor, sería Carla Joan.

A estas alturas del partido, Juan Carlos ya había dejado de sentirse Juan Carlos, y comenzado a sentirse y pensar como Carla Joan, cuando regresó a su casa, fue directo al baño y al sentarse, solo sintio un leve dolor en su trasero, cuando se levanto, el baño estaba lleno de sangre, se asusto mucho, pero mantuvo silencio, pensando que ese era el precio que tenía que pagar para "limpiar sus pecados".  Pasó una semana y el lunes, caminando por su vecindario, Juan Carlos se encuentra con el Pastor y este, al verlo que aun llevaba pelos en sus piernas, le increpó un poco molesto: 

"Por que aún llevas pelos en las piernas Carla?"

"Es que no me he atrevido a hacerlo, no se como reaccione mi madre Reverendo"

"Reverendo no, Carla, tienes que llamarme "AMOR", recuerda que es parte de tu penitencia"

"Amor, no me he atrevido, no se como reaccionará mi madre"

"Ella no dirá nada, solo hazlo y te recojo manana a la misma hora de la semana pasada"

"Ok Amor...."

LLegó el martes e igual que la semana pasada, el reverendo recojió a Juan Carlos en su casa y lo llevó al mismo motel, paso lo mismo, con la diferencia que "Carla", estaba mucho mas animada, decidida y entregada, comenzaba a disfrutar lo que estaba pasando, en esta sefunda sesion, Calderón le enseñó diferentes posiciones para la penetración asi, como maneras de practicar el sexo oral..... Estas sesiones continuaron repitiendose por espacio  de un año, se convirtió en una costumbre para el Reverendo y en una necesidad para Carla.  desde que llegaba el Domingo, Juan Carlos comenzaba a ponerse ancioso y deseoso de que llegara el Martes para estar con su "Amor", como cada Martes, el Reverendo hacia de Juan Carlos, la prostituta que deseaba tener en la cama, poco a poco, aquel Jóvencito ingenuo fue desapareciendo para darle paso a una "mujer" decidida, ardiente, apasionada, hermosa....

Despues de un año y unos cuatos meses, ya Juan Carlos, no solo dejó de sentirse "Diferente" si no que dejó de sentirse Juan Carlos, Deseaba tanto que llegaran los martes, que se convenció que deseaba ser Carla Joan, todo el tiempo, sin embargo le frustraba que no podía hacerlo, tenía que conformarse con ser Carla, solo cuando estaba en un motel con el "Reverendo"  Ya a estas alturas, Juan Carlos había dejado de recortarse el cabello, no tenía vellos en su cuerpo, y sus cejas estaban ligeramente mas finas que un año atráas, su cambio era mas que evidente, ya no parecía un Hombresito, mas bien parecía una jovensita.  Aún cuando no llevaba maquillaje ni ropa de mujer, su aspecto era marcadamente femenino, mas aún, se sentía cada día mas mujer y como tal se comportaba.  Un Domingo, como era habitual, Juan Carlos y Alicia (su madre) acudieron al servicio religioso que presidía el "reverendo" Calderón, el "Amor" de Carla Joan, el hombre que la había hecho sentir "amada" que la había hecho "mujer" por primera vez.  Terminado el Servicio, el "reverendo" se acercó a la madre de Juan Carlos para hacerle una petición:

"Señora Alicia, quiciera pedirle un inmenso favor en el nombre de nuestro Señor, Rey de Reyes"

"Digame su Eminencia, en que puede servirle esta humilde sierva del señor?"

"La próxima semana, salgo de viaje a una convención de congregaciones en Nueva York, me gustaría muchisimo que su hijo Juan, me acompañara, deseo que conozca no solo esa bonita ciudad, si no las cosas hermosas que tiene el Señor Jesús para el"

"Oh DIOS! gracias por escogerme a mi, gracias por este momento tan magico y especial!, pero por supuesto que puede ir, tu deseas ir mi amor?"

Juan, un poco confundido por la invitación a esta "Convencón", pero sumamente emocionada, por que iria con su "Amor" le responde "claro mama!, me encantaría vivir esa experiencia!"

"No se diga mas entonces, Alicia, usted no se preocupe, todos los gastos de Juan, corren por cuenta de neustra congregación, y yo personalmente, le entregaré una carta para que la entregue en la escuela, de manera que Juan, no tenga problemas por el viaje"

"Perfecto!, entonces cuando es el viaje?" 

"Salimos el miercoles de la semana proxima, al medio día, por lo que el martes, pasaré en la tarde por su hijo, como de costumbre para sus sesiones de espiritualidad, y de ahi, nos vamos a la casa de un compañero pastor, que nos dejará en el aeropuerto al día siguiente.  Usted no se preocupe que su hijo estará en muy buenas manos"

"De eso no me cabe la menor duda su Eminencia!, y nuevamente gracias por esta oportunidad que le esta dando a mi hijito"

"Las gracias deselas a su bbuen hijo y a nuestro señor, por que sin el....nada!"

Tanto Juan Carlos como Alicia, se retiraron a su casa, no sin antes confirmar la sesion espiritual de esa semana con el "reverendo".  Llegado el martes, el "reverendo" paso por Carla Joan a su casa y se fueron rumbo a uno de los moteles a los que semana tras semana, acudian para lo que Juan Carlos llamaba, vivir su "amor" y el "reverendo" insistía en llamar "penitencia".  

Todo este tiempo; un año y varios meses, el "reverendo" continuó refiriendose a sus encuentros con Carla Joan, como la sesión de "penitencia", ese día, esa tarde...... todo cambió!  Como de costumbre, llegaron a la habitación y Juan Carlos entro directo al baño con el bolso que, como todos los martes, el "reverendo" le entregaba.  Cuanso Carla salió del baño, la esperaba el "reverendo" sobre la cama completamente desnudo, como de costumbre, pero a su lado, habia varios "shooping bags", y una maleta grande color Rosada; Carla extrañada le pregunta:

"Amor, que es todo eso?"

"Mi reina, todo esto que esta aqui, es tuyo, será la ropa que usarás en Nueva York, es toda tuya mi reina" el "reverendo", aunque sentia algo especial por Carla, siempre evitó, llamarla "mi amor"

Carla estaba emocionada, tenia nueva ropa interior femenina, nueva ropa para vestir, maquillajes nuevos, tacones, medias nilon, pelucas, postizos y todo lo necesario para vivir como mujer al menos por una semana y media, tiempo que duraría el viaje que realizarían la próxima semana.  Después de ver todo lo que el "reverendo" le había comprado habia llegado el momento de (segú el "reverendo") agradecer los regalos, vivir su amor, (para Carla)....

Ese día, la sesión de "penitencia" fue especial, por primera vez, Calderón Besó apasionadamente a Carla durante todo el tiempo que duró la sesión, le "hizo el amor" unas tres veces, en diversas, diferentes y exitantes posiciones.  Al finalizar, ya pasadas las 10 de la noche, Calderón le dijo, a Carla:

"Ya estas perdonada mi reina, ahora lo proximo es nuestro viaje, pero ya estas perdonada, despues de ese viaje, vendrán cosas maravillosas para ti, te podrás realizar como la mujer que eres, y serás feíz plenamente, aunque eso signifique....."

"Signifique que, amor?"

"Nada, ya pronto lo entenderás, tu solo confía en mi, serás muy felíz mi reina"




"Esa noche, y las siguientes, Carla no pudo dormir bien, pensando en lo felíz que la hacía sentir Carlderón, en que con el era esa mujer que veia al espejo, que con el podía ser ella misma y se sentía amada y respetada como mujer.... Claro, Juan Carlos no tenía ni idea, de lo que le esperaba en ese viaje, no sabía cuales serían las intenciones reales del "reverendo", su "Amor", eso lo descrubriría al llegar a la "ciudad....que NUNCA duerme"




Sunday, November 25, 2012

El diario de una Prostituta, que no es Prostituta


Capitulo 2: "Ayuda....Espiritual?"

"En muchas ocasiones nos vemos en la necesidad de buscar ayuda, consejo, guia; y recurrimos a las personas que pensamos que tienen la sabiduría, el conocimiento y el entendimiento para comprendernos y ayudarnos a escojer el mejor camino a seguir durante esas particulares situaciones en las que la vida nos envuelve. No siempre acudimos a la persona indicada, en ocasiones la vida nos juega una mala pasada."

Juan Carlos, ya con 14 años de edad, adquiere conocimiento de que es "diferente" a los demás jovencitos de su edad.  Sus gustos y manera de sentir y ver la vida, eran sumamente distantes a lo que los demás consideraban "normal".  A pesar de haber tocado una que otra vez, a algunos de sus compañeros en los baños de la escuela primaria; Juan Carlos nunca había tenido algún contacto físico de indole sexual con nigún hombre.... hasta este fatídico dia.....

Atormentado por sus pensamientos que con el efecto de las hormonas(por su edad) no lo dejaban pensar en otra cosa que no fueran los chicos del equipo de baloncesto, sudados, con sus pantalones y camisa mojados, con marcadas protuverancias en la entrepierna; Juan Carlos llega a la conclusión, basado en las profundas creencias religiosas que le habia inculcado su madre Alicia, que necesitaba buscar de Dios, que solo Dios lo ayudaría a salir de esos pensamientos que tanto lo atormentaban, que no lo dejaban vivir en paz. Como todos los domingos Juan Carlos asistió junto a su madre a la iglesia protestante a la que desde infante asistió con su madre.  Curiosamente el Reverendo Calderón dedicó su sermón a los "PECADOS CARNALES" y como estos podrían llevar a una persona directo al infierno.  Desde que comenzó el sermón, Juan Carlos sintió que DIOS le estaba hablando a él por medio del Reverendo Calderón. Cada palabra, cada lectura bíblica, parecian escritos prescisamente para darle un mensaje a él.  Esta situación puso a Juan Carlos con los nervios de punta pero afortunadamente supo disimularlo.  Terminado el servicio "religioso" que duró unas tres horas aproximadamente, Juan Carlos le dice a su madre que deseaba hablar con el Reverendo, que se adelantara ella a la casa.  Alicia, confiada en que a su hijo no le pasaría nada malo, y que el mismo Reverendo llevaría a su hijo a casa, SANO Y SALVO, se retiró a casa.

En una oportunidad en la que el Reverendo no estaba atendiendo o saludando a ningún miembro de la congregación, Juan Carlos se acerca y le pregunta si tenia tiempo para hablar con el, a lo que el reverendo, muy amablemente le responde que sí, que esperara unos minutos a que los feligreses se retiraran , le decía a su esposa y sus hijas que se adelantaran a la casa y enseguida estaría con el.  Los nervios hacian que las piernas le temblaran a Juan Carlos; no sabía si estar de pie, sentado, caminando de un lado al otro, el joven estaba a punto de un colapso nervioso.  Finalmente todos se salieron del templo y el Reverendo cerró las puertas del mismo, quedando solos, Juan Carlos y Calderón.

En que te puedo servir hijo? le pregunta el Reverendo a Juan Carlos

Tengo algo que contarle su eminencia, tengo unos pensamientos demoniacos que me atormentan dia y noche.

Pensamientos? que tipo de Pensamientos?

Siento pena de contarle esto, pero desde hace mucho, no me siento igual a los demas muchachos de mi edad, ellos hablan de deportes, de chicas y a mi nada de eso me interesa.  Por la unica razón que asisto a los juegos de baloncesto es por ver a los jugadores sudar y ver sus cuerpos marcados por su ropa mojada por el sudor.

Veo hijo..... y que sientes cuando estas en esas sitiaciones?

Me siento extraño, siento una corriente en todo mi cuerpo, en especial.....

Continúa hijo, continúa....

En especial aqui (y señala su área genital) y atras tambien. Es como un deseo de sentirlos sobre mi....

Veo hijo...

Mientras Juan Carlos le explicaba al Reverendo lo que sentia, este no quitaba su mano derecha de su entre pierna, como queriendo ocultar algo.  Comenzó a sudar y a ponerse nervioso.

Hijo, necesito ir al baño.  Regreso inmediatamente

Juan Carlos, queda sentado en el mismo lugar, esperando a que regrese el Reverendo.  Cuando llega, regresa con su cremallera abierta y el glande de su pene, se asoma por el pantalon.

Continuemos hijo... entonces esos pensamientos son frecuentes, es algo que te pasa todos los dias?

Si Reverendo ahora mismo me esta pasando, al ver eso que sale de su pantalon. (Juan Carlos comienza a llorar desconsoladamente)

No llores hijo!!! yo te voy a ayudar vas a ver! (Y abraza con fuerza a Juan Carlos contra su cuerpo, refregando al joven contra su entre pierna.  Ambos pueden sentir el corazón del otro, ambos pueden sentir la erección del otro)  Ciertamente estas en pecado, pero yo te ayudaré para que logres el perdón de nuestro Señor

Acto seguido, el reverendo comienza a acariciar la cabeza de Juan Carlos, y continua bajando por su espalda hasta que llega a la cintura, lo sujeta fuertemente y acerca sus labios a los del jovensito..... lo besa tiernamente.  Juan Carlos, preso de los nervios no sabe ni que hacer, esta inmóvil, hecho un saco de nervios, le tiembla hasta el tuetano de los huesos..... a estas alturas, el pene del Reverendo esta completamente fuera de su pantalón, y Calderón muy astutamente, lleva la mano de Juan Carlos hacia su pene erecto, diciendole Este es nuestro pequeño secreto, hoy comenzarás a ser perdonado por el Señor, solo yo tengo la potestad de hacer que ese pecado tan abobinable desaparezca de ti y de tu mente.  Acto seguido, guia a Juan Carlos para que lo masturbe, Juan Carlos como todo un inexperto fue guiado para poder aliviar su "carga".  Finalmente el Reverendo eyaculo en la mano de Juan Carlos y le dijo: Tienes que comerte ese jugo blanco, es blanco, significa pureza, y te ayudará a lograr el perdón de DIOS.   Dicho esto, el Reverendo guardo su miembro en su pantalon y cerró su cremallera. 

Esta clase, como las que siguen, serán solo nuestro secreto, NADIE debe saberlo, de lo contrario, nuestro Señor nunca te perdonará e iráas directo al infierno con Satanas. Te espero el martes a las 7 de la noche para nuestra proxima clase.

Juan Carlos llegó a casa con el reverendo quien lo dejó frente a casa no sin antes recordarle la cita que tendrían el próximo martes.  Juan Carlos estaba aún más confundido que antes.  Pensaba: Como puedo ser perdonado por Dios, haciendo eso que se supone que no haga!  Pero sus hormonas y su deseo sexual, podían mas que sus creencias y terminó masturbandose esta noche en multiples ocasiones.  Pasaron los días y llegó el martes..... a las 7 de la noche, como habían acordado, el Reverendo paso por la casa de Juan Carlos a recojerlo para su "clase espiritual" Cuando Juan Carlos entra al auto, el reverendo le informa que esta vez, la clase no sería en el templo, sino en un lugar mucho mas comodo.  En un abrir y cerrar de ojos, el auto del Reverendo estaba entrando a un Motel de la capital....

Una vez adentro, el Reverendo pagó la tarifa y cerro la compuerta del estacionamiento de la habitación quedando solo él y Juan Carlos dentro.  Calderón saca una funda negra del baúl del auto e invita a Juan Carlos a entrar a la Habitación.  Una vez adentro, le entrega la funda a Juan Carlos y le dice que valla al baño y se cambie la ropa que tiene puesta por la que esta la funda que le estaba entregando.  Una vez dentro del baño Juan Carlos Saca lo que habia dentro de la funda, valla sorpresa la del joven cuando lo que encuentra es un sexy y llamativo set de ropa interior femenina, unos tacones medias nilon, una peluca rubia y maquillaje. Confundido, pero a la vez exitado, JC comienza lo que sería su primer contacto con cosas propias de una mujer.  Sin caber como, Juan Carlos Maquilló su rostro y vistio su cuerpo (practicamente sin vellos) con la ropa femenina que el reverendo le habia entregado.  Al mirarse en el espejo, no se vio a si mismo, si no a una sexy chica. A su salida del baño JC encontro a Calderón completamente desnudo en la cama de la habitacion y este al ver a jc le dijo lo bien que se veía y le preguntó:

Mamita hermosa, como te llamas?

Juan Carlos sin saber que decir, le respondio con una voz un tanto mas fina que la habitual, Me llamo Carla Joan, sin saberlo JC había escojido el que sería su nombre el resto de su vida.....

Esa noche, Carla Joan aprendió todo lo que "una mujer" debia saber para complacer a su hombre, sexo oral, masaje corporal erotico, y finalmente, entregarle su "flor" a su amor..... el Reverendo Calderón quien le prometió a Carla que sería su hombre, que la amaría y que algún día podrían estar juntos para siempre....  Finalmente, Calderón logró lo que quería someter a Juan Carlos y Hacerlo conocer a Carla Joan  y Juan Carlos, finalmente entendió que ya nunca mas sería Juan Carlos....... sino Carla Joan.  


Esa Noche las sabanas blancas de la cama de esa habitacion de motel quedaron manchadas de rojo intenso, quedaron marcadas con sagre de Carla, quedaron marcadas como quedó marcada la vida de Juan Carlos para SIEMPRE......

Saturday, November 24, 2012

El Diario de una Prostituta, que No es Prostituta


Capitulo 1: "Espera, Nacimiento y niñéz"


En algun momento de la decada de los '60; Danilo y Alicia, una pareja joven, esperan a su primer hijo. Sera el unico hijo que tendra alicia en su vida, mas sin embargo, Danilo tendra otros cuantos.  Como de costumbre en esos tiempos, ninguno de los dos, sabe el sexo del bebe.  Danilo esta seguro que sera un varón, y Alicia segura de que sera una niña.  Danilo y Alicia son personas de modesta condicion social, por lo que al momento del alumbramiento acuden al hospital publico de la localidad en la que viven.  Alicia con fuertes dolores de parto, y Danilo con los nervios de punta, esperan desesperados el nacimiento de su bebe.  Luego de mas de 8 horas de contracciones y dolores de parto, Alicia da a luz un hermoso varón.  Danilo esta felíz, revosante de alegria y orgullo, por que su bebe, habia nacido VARON, estaba convencido de que su pequeño seria un gran hombre, amante a los deportes, a las mujeres y a la vida que todo "hombre" tenia que llevar.  Criado en una sociedad, predominantemente Cristiana y machista, Danilo estaba decidido a inculcarle a su hijo, los "valores" propios de todo HOMBRE cristiano.  Alicia por su parte, estaba felíz por que con la llegada de su primogenito, sellaba el inmenso amor que sentia por Danilo.  Danilo y Alicia, llamaron a su hijo Juan Carlos.  El tiempo fue pasando y con el los años de infancia de Juan Carlos.  Todo parecía normal, Alicia ama de Casa, y Danilo trabajando en los camiones como siempre.  Era raro que Danilo pudiera pasar mas de dos noches a la semana en la casa, puesto que su trabajo requeria que pernoctara fuera con bastante regularidad, o al menos eso le hacia creer a Alicia.  Ya habian pasado dos años desde el nacimiento de Juan Carlos y Danilo comenzo a pasar mas tiempo con el niño; comenzo a llevarselo a ver juegos de basebal, de baloncesto.... todo lo que un "hombre" hacia.... el tiempo continuo pasando y ya Juan Carlos tenía cinco aíitos y le tocaba ir a la escuela.  Alicia estaba sumamente emocionada como toda madre por que su pequeño iría a la escuela y ella tenia la esperanza de que su hijo, contrario a ella y su pareja (por que nunca se llegaron a casar) estudiara y llegara a ser un medico, un abogado o una de esas profesiones que en esos tiempos, eran muy bien compensadas.  



Un día, cuando Alicia fue a recojer a Juan Carlos a la escuela, la maestra le pide que se siente unos minutos a conversar con ella sobre su hijo.  Alicia muy preocupada, pensando que su hijo estaba enfermo o tenia algun problema, se sienta atenta a escuchar lo que la maestra le tenia que decir sobre Juan Carlos.  Tremenda sorpresa se llevaría Alicia cuando la maestra le comunica que su hijo presentaba comportamientos extraños con sus compañritos de clases. Alicia extrañada, preocupada, le pregunta a la maestra cuales eran esos comportamientos extraños a los que ella se referia, menuda sorpresa la de Alicia cuando la mestra le cuenta que su hijo VARON, Juan Carlos, no queria jugar con los varoncitos del grupo, que solo deseaba jugar con las niñas.  Alicia, muy relajada le dice a la maestra: "y donde esta el problema?, yo no veo ninguno!" a lo que la maestra le informa que su hijo queria jugar siempre en la cocinita del salon, asumiendo papeles propios de las niñas.  Alicia muy extrañada y preocupada por lo que la mestra le cuenta, se retira a su casa y comienza a observar a su hijo, sin embargo nunca vio nada fuera de lo "normal".  Continuan pasando los años y ya Juan Carlos estaba cursando el 5to año de escuela primaria y nuevamente le solicitan la prescencia de Alicia en la escuela. La madre de nuestro protagonista, acude a primera hora a la escuela, donde la esperan la directora escolar junto con la maestra de salon hogar de Juan Carlos.  Esta vez, ambas mujeres le informan a Alicia que varios compañeros de Juan Carlos, habian presentado quejas de que el chico los miraba mucho en los baños y que habia tocado las partes intimas de algunos de ellos.  Entonces se enciende la alerta de alarma de Alicia.  Tanto la maestra como la directora escolar le recomiendan a Alicia, que lleve a su hijo a un profesional de la conducta humana, para tratar lo que ellas entendian que era una enfermedad mental, que podria llegar a convertirse en un grave problema en el futuro.  Alicia acepta que la maestra y la directora, comiencen a buscar un profesional que pueda trabajar con la conducta de Juan Carlos.



Unos dias mas tarde, ciando Danilo regresa a la casa, Alicia le cuenta lo sucedido y el hombre arremete con coraje contra el niño, le pega, lo insulta, le reclama.... Juan Carlos, sin saber por que, recibia los insultos y los golpes que le propinaba su padre. "En mi casa yo no quiero Maricones!!!!" le gritaba Danilo a Juan Carlos, Alicia, hecha un mar de lagrimas, intentaba sin exito tranquilizar a su pareja, pero lo unico que logró fue que este descargara todo su coraje contra ella y le diera una paliza espantosa.  Alicia todo lo aguanto por amor a Danilo, y por supuesto a Juan Carlos.  Con el tiempo, Juan Carlos fue creciendo, y cada vez, estaba mas alejado de su papa., retraido, distante.... La relación de pareja entre Alicia y Danilo, fue deteriorandose cada vez mas, y ambos coincidian en que todo era culpa de Juan Carlos, solo que Danilo era mucho mas cruel con el niño que ya para entonces rondaba los 10 años de edad....Alicia siempre trataba de defender a su hijo, pero el coraje y la fuerza de Danilo, siempre terminaban sobre Alicia. Paso el tiempo y esa relación se volvió un verdaero infierno de maltrato familiar, no solo entre la pareja, si no que ambos tambien maltrataban a Juan Carlos; Danilo por que No queria un hijo "maricón" y Alicia, por que a pesar de que frente a su "pareja" defendia a Juan Carlos, cuando su padre no estaba, lo maltrataba de ua forma mucho mas fuerte que la fisica..... maltrato psicológico.  Poco a poco Juan Carlos se distanció mas y mas de su madre, de su padre.... Hasta que un dia, si saber por que, no volvió a ver a su  padre en la casa.  Cuando le preguntaba a su madre, esta le decía las mismas crueles palabras: "Tu padre me abandonó por tu culpa"  Juan Carlos, ya con 13 años de edad, vivia atormentado, pensando que su padre se había ido de la casa, por su culpa, por su comportamiento.



Ya para este entonces, Juan Carlos tenia una idea un poco mas clara sobre si.  Sabía que definitivamente le gustaban los hombres, sentia una profunda admiración por las chicas, pero solo eso, admiración.  Juan Carlos comienza a sentirse diferente.  Se para frente al espejo y ve un jovencito, con un pene, con algo de vellos en el cuepo, pero sin embargo se siente como que ese no es su cuerpo, que ese no es el.  Comienza sin darse cuenta, a sentirse como una chica.  El comportamiento de Juan Carlos comienza a cambias aun mas.  Comienza a ser mucho mas fino al hablar, al caminar, al sentarse.  Prestaba Extremo ciudado a su apariencia fisica, pero no para verse varonil, lejos de eso, cada dia que pasaba, se veia mas femenino, que masculino.  Comenzo a poco, a poco, dejarse crecer un poco el pelo; le pedía al barbero, que no le cortara tanto el pelo, que le dejara un poco.  Con esto, Juan Carlos se veia mucho mas aniñada, que de costumbre.  Esto, sumado a sus ademanes y manerismos, hacian que en lugar de parecer un hombresito, Juan Carlos pareciera una niña con cierto grado de masculinidad.  Todos en le barrio comentaban esto, y niunguno de los jovencitos del vecindario, queria socializar con Juan Carlos, para que no les dijeran "PATO". 



Definitivamente, Juan Carlos era diferente......